La era del producto

Había una vez, en que las agencias de publicidad y sus creativos, se enfocaban simplemente en las características del producto, así fue como apareció el concepto creado por Rosser Reeves, la USP (Unique Selling Proposition), Proposición Única de Compra o Unica Propuesta Motivante. Este concepto consiste en sustentar la estrategia promocional de un producto sobre su característica que nos diferencia de la competencia: “Banesco, Innovación financiera”. Hoy en día ha perdido relevancia, porque, por ejemplo, lo que dice Banesco (aunque haya sido el primero) es algo que pueden decir varios otros bancos hoy en día.

Con el tiempo y desarrollo de la tecnología, empezaron a aparecer cada vez más competidores y cada vez más parecidos, por lo que fue necesario reinventar la USP, no de la nada, sino descubriendo características no explotadas por la competencia y que permitieran diferenciar nuestros productos: “Telcel, con CDMA la comunicación más avanzada”. Movilnet no lo ha expresado en su publicidad, pero ¿acaso no puede decir lo mismo?. Sin embargo, cada vez se hace más difícil encontrar características únicas. Se llegó incluso a realizar investigaciones de mercado para sustentar las USP, no ya en las características físicas diferenciales del producto, sino en las psicológicas o emocionales expresadas por el consumidor: “Fiat, el carro económico”, aunque existen otros modelos tanto o más económicos.

Hoy en día todavía se usa el concepto de la USP, pero esta vez, más que una característica, hablamos de un posicionamiento, como esa idea única que distingue a nuestro producto.

Fabiola Mora & Walter SchupnikEl posicionamiento: La guerra por un lugar en la mente del consumidor.

10 claves fundamentales para una mentalidad triunfadora

Tener éxito es disfrutar de la vida que vivimos, sentirnos felices haciendo lo que hacemos  y siendo como somos. Entonces… ¿qué mentalidad necesitas tener para mejorar tu vida? Aquí te dejo 10 claves fundamentales que te ayudarán a tener una mente triunfadora:

1. NO son problemas, SON retos y oportunidades. Tú puedes cambiar los problemas si los miras como oportunidades para crecer, para mejorar tus habilidades, para aprender. Enfréntate a ellos con el deseo de superarlos, con el ansia de ser más grande que ellos, de sacar algo positivo de algo negativo. Una vez aprendido a superar un reto, la siguiente vez no te preocupará.

Imagen

2. Siéntete orgulloso de lo que haces. Orgulloso y apasionado. Crea valor para los demás. Cuanto más valor entregas a los demás, mejores serán tus resultados. Recuerda que no nos pagan por horas, sino, podríamos estar viendo televisión y cobrando. Por eso, siéntete orgulloso del valor que entregas.

3. No te asustes, organízate. No podemos controlar todo lo que ocurrirá en nuestra vida, pero si podemos anticiparnos a muchas circunstancias. Planifica y prepárate. Así no tendrás que quedarte paralizado cuando alguna circunstancia adversa se presente.

4. Siéntete cómodo en la incomodidad. Salir de tu zona de confort puede resultar incómodo, puede causarte miedo, ansiedad. Recuerda que  solo al asumir nuevos retos, al salir de nuestra zona de confort es donde encontramos las verdaderas oportunidades.

Imagen

5. Define qué es éxito para ti. No sigas la definición de los demás. No busques lo que crees que es el éxito según lo que ves a tu alrededor, por la televisión o en las mismas redes sociales. Siéntate y pregúntate: ¿Qué significado tiene para mí el éxito? ¿De qué manera deseo vivir para sentirme exitoso, satisfecho con mi propia vida.

6. Las opiniones de los demás, son suyas, no de tu realidad. Todos opinan. Todos saben lo que tú deberías hacer para mejorar tu vida, incluso saben lo que tú no eres capaz de conseguir…. ¿pero es esto cierto? Por supuesto que no. No dejes que las opiniones de los demás se conviertan en tu realidad. Si deseas algo, lucha por ello. Si sueñas con algo, emprende el camino. Nadie puede decirte lo que no serás capaz de hacer. Demuéstrate a ti mismo que puedes, haciendo realidad tus sueños.

7. Los minutos, el material de lo que está hecha tu vida. No los pierdas. No pierdas tu vida mirando la televisión, jugando en internet, con interminables búsquedas en Google o Facebook. Tu vida es tu tiempo. Ser puntual es mostrar respeto por los demás, es respetar su tiempo.

8. ACCIÓN. Entra en acción ahora. Empieza a obtener resultados. Deja de leer sobre crecimiento personal, emprende TU crecimiento personal. Apúntate a un curso, planifica los pasos, toma decisiones. Los resultados positivos son el resultado de acciones concretas.

Imagen

9. NO existe el fracaso. Quienes viven su éxito personal han pasado por etapas donde han cometido errores, pero eso no les ha detenido. Han tomado decisiones que no dieron resultados positivos, pero han vuelto a emprender otras acciones que si les han acercado a sus metas, han permanecido en acción hasta conseguirlo. Solo se fracasa cuando se abandona. El único fracaso que puedes cosechar en tu vida es el rendirte.

10. Tu vida, tus decisiones. Las decisiones que tomaste en el pasado son las que te han puesto dónde estás ahora. Si deseas estar en otro lugar, vivir una vida diferente, conseguir mejores y más resultados, también lo conseguirás al tomar decisiones y entrar en acción. De nadie es la culpa. Es tu responsabilidad. Incluso el no tomar decisiones, el no hacer cambios, el permanecer sin hacer nada cuando las circunstancias cambian, también es una decisión que conformó tu presente y determinará tu futuro.